WEGOVY PARA OBESIDAD, TAMBIÉN TIENE BUENOS RESULTADOS EN SALUD RENAL

Novo Nordisk ha presentado los resultados de un nuevo análisis sobre su medicamento contra la obesidad, Wegovy, confirmando que reduce en un 22% los eventos adversos renales en personas con sobrepeso y obesidad

La compañía Novo Nordisk ha publicado los resultados de un nuevo análisis del medicamento contra la obesidad Wegovy. Según afirma Reuters, estos resultados confrma que el medicamento desarrollado para la obesidad reduce los eventos adversos relacionados con los riñones en un 22% en personas con sobrepeso y obesidad.

La profesora Helen M. Colhoun de la Universidad de Edimburgo y autor principal del estudio afirma que al abordar los marcadores clave de la salud renal, “la semaglutida puede contribuir a una reducción significativa del riesgo de complicaciones relacionadas con los riñones, incluida la enfermedad renal crónica y la enfermedad renal terminal».

Los resultados se han presentado en el Congreso Renal Europeo en Estocolmo. Este anliziz fue el siguiente paso tras una investigación centrado en Ozempic, el medicamento de Novo para la diabetes. En este se demostró un retrasó la progresión de la enfermedad renal crónica en pacientes con diabetes. Ozempic contiene el mismo ingrediente activo, semaglutida, que Wegovy, que está aprobado como tratamiento para la obesidad.

“El nuevo análisis demuestra por primera vez los beneficios de 2,4 mg de semaglutida para mejorar la función renal»


“El nuevo análisis demuestra por primera vez los beneficios de 2,4 mg de semaglutida para mejorar la función renal en personas con enfermedades cardiovasculares y sobrepeso u obesidad, sin diabetes, una población de alto riesgo con mayor necesidad para la protección de los riñones», afirmo un portavoz de la compañía.

Los datos más recientes se suman al creciente conjunto de evidencia médica de que los medicamentos de la clase GLP-1, que suprimen el apetito imitando las hormonas intestinales, tienen beneficios médicos más alla del tratamiento de sus tratamientos iníciales, es decir, que permiten abordar afecciones más allá de la diabetes tipo 2 y la pérdida de peso.

En el nuevo estudio, la semaglutida provocó una disminución más lenta en una determinada medida de la función renal conocida como tasa de filtración glomerular estimada (eGFR), particularmente en personas con insuficiencia renal preexistente. Además, se produjo una reducción significativa en la proporción de albúmina-creatina en orina (UACR), otro marcador importante de la salud renal.