FIESTAS DE FIN DE AÑO: CÓMO CUIDAR TU HÍGADO

En Perú, el carcinoma hepatocelular (CHC) es el tercer cáncer más frecuente en el sistema digestivo, con alta mortalidad (17.7 por cada 100,000 habitantes).

En medio del ambiente festivo de fin de año, es vital dirigir nuestra atención hacia la salud hepática, especialmente para aquellos que lidian con el diagnóstico de hígado graso. Más allá de los excesos con el alcohol, el consumo abundante de grasas y azúcares durante estas celebraciones puede agravar la situación y aumentar el riesgo de enfermedades hepáticas, como la temida cirrosis.

Según el Dr. Javier Díaz, jefe de Servicio de Hepatología del Hospital Rebagliati Martin, explica que la incidencia de hepatocarcinoma (HCC) en Perú es de 5.4 casos por cada 100,000 habitantes. Para salvaguardar la salud hepática, resulta esencial familiarizarse con los factores de riesgo asociados al HCC, que ocupa el tercer lugar en incidencia entre los tumores del sistema digestivo en Perú.

“Cerca del 50% de los casos se diagnostican en etapas avanzadas, subrayando la necesidad de someterse a exámenes regulares, como ultrasonidos y pruebas de sangre. El hígado, este órgano vital que filtra la sangre y elimina toxinas, merece especial atención durante las festividades”, comentó el Dr. Díaz.

En ese contexto, el especialista brinda consejos a limpiar y fortalecer tu hígado en las comidas Navidad y Año Nuevo: “Lo único que se puede decir científicamente en relación con dieta y cuidado del hígado para prevenir complicaciones del mismo, es evitar exceso de carbohidratos, ácidos grasos saturados, proteínas de origen animal, y bebidas carbonatadas(gaseosas) , evitar el consumo excesivo de alcohol y favorecer dieta rica en fibra(frutas y verduras) pescados y alimentos que contengan omega-3”.

Es necesario cocinar estos alimentos de manera saludable, ya sea al horno, al vapor o a la plancha. Además, se pueden consumir crudos o integrarlos en batidos y cremas.

Importancia de los líquidos:

Al respecto, otro punto importante para cuidar nuestra salud, es el consumo de agua y líquidos, que es crucial para mantener el hígado hidratado y facilitar la eliminación de residuos tóxicos, sin embargo, no es algo que esté científicamente probado. No obstante, siempre se aconseja beber al menos 8 vasos de agua al día, incluyendo infusiones con jengibre o limón, consomés de verduras y caldos depurativos, ya que pueden resultar beneficiosos para la salud en general.