VACUNAS: SANOFI Y SU GRAN APUESTA POR EL ARN MENSAJERO

La firma francesa desarrolla dos vacunas contra el SARS CoV-2. Acaba de anunciar la compra de su socio Translate Bio, de EEUU para ponerse a la altura de BioNTech y Moderna.

De cara a 2022 se observa un aumento de las ventas y el beneficio, quizá motivado por las dos vacunas que desarrolla para el coronavirus. Acaba de comprar Translate Bio, firma biotecnológica para ponerse a la altura de BioNTech y Moderna.

La reticencia de algunos franceses a vacunarse contra el coronavirus que nos acecha ha llegado a tal punto, que ya hay quien dice que solo lo hará cuando la inyección sea de marca francesa. Pero eso no ocurrirá al menos hasta finales de año, y Olivier Bogillot, presidente de Sanofi en Francia, tuvo que salir a la palestra hace unos días: “N’attendez pas pour vous faire vacciner” (no esperen a vacunarse), según publicó en su cuenta de LinkedIn.

Además de la vacuna que desarrolla la firma gala Valneva, las dos que prepara Sanofi Pasteur han creado mucha expectación. La Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) ya está revisando la primera de esas vacunas, diseñada en colaboración con GlaxoSmithKline y a la que han llamado Vidprevtyn: usa la misma tecnología que otra de las vacunas de Sanofi para la gripe estacional.

La segunda de las inyecciones es la MRT5500, basada en la tecnología de ARN mensajero, que la firma francesa desarrolla con la estadounidense Translate Bio. De hecho, el interés de Sanofi por recuperar el tiempo perdido y emular el éxito de Pfizer o Moderna es tal, que a principios de agosto anunció que comprará Translate Bio por 3.200 millones de dólares, a 38 dólares la acción.

Hablando de bolsa, el precio de las acciones de Sanofi vuelve a estar muy cerca de sus máximos históricos. Esta misma semana alcanzó los 90,7 euros -nuevo máximo anual-, y roza los 90,81 euros, el récord que estableció en julio de 2020. Para el consenso de analistas que recoge FactSet, los títulos de la firma gala podrían valer hasta 104,7 euros en los próximos doce meses, lo que supone un potencial en bolsa del 17%.

En cuanto a las ventas, el consenso de mercado arroja una cifra de 38.090,5 millones de euros este año y de 39.950 millones en 2022, un 10% más que en 2019, cifra que apenas ha cambiado con respecto a las previsiones de enero. Esto se traducirá en un beneficio bruto (ebitda) de 11.800 millones de euros en 2021 y de casi 13.000 millones en 2022, un 32% más que hace dos años, antes de la pandemia.

Los beneficios de 2021 de Sanofi cotizan en bolsa en torno a las 12,6 veces a precios actuales, por debajo de la media de 16,6 veces del sector, del que forman parte aquellas compañías de Europa y EEUU con un valor bursátil superior a los 20.000 millones de euros, como AstraZeneca, AbbVie o Novartis.

Además de las vacunas, Dupixent fue el fármaco de Sanofi más vendido en el primer semestre del año. Por este producto para la dermatitis atópica ingresó 2.290 millones de euros, casi un 14% de las ventas totales. El objetivo de la firma gala es lograr los 10.000 millones al año, pero hay competidores fuertes para esta dolencia ya en camino, como abrocitinib, de Pfizer, o Rinvoq, de AbbVie -ambos han mostrado superioridad frente a Dupixent, según informa Bloomberg-.

Sanofi forma parte del fondo Tressis Cartera Eco30, asesorado por este periódico, fondo que se revaloriza un 16,6% en lo que va de año.