CLÍNICA AVIVA REALIZÓ PRIMERA CIRUGÍA FETAL RENAL INTRA-ÚTERO

La intervención se realizó con equipos de última generación y una tecnología mínimamente invasiva, protegiendo la salud del bebé y disminuyendo sus posibilidades de desarrollar una insuficiencia renal que podría costarle la vida

Cirujanos de la Clínica Aviva marcaron un hito en la historia del Perú al salvar la vida a un bebé de 25 semanas de gestación, que aún se encuentra dentro del vientre de su madre, realizándole una cirugía fetal renal intra-útero con láser que se llevó a cabo por primera vez en nuestro país.

La operación liderada por el Dr. Walter Ricardo Ventura, pionero de la cirugía fetal renal intra-útero en el Perú, y la Dra. Conny Elizabeth Nazario, fue un éxito. La madre del bebé se encuentra en perfecto estado de salud y ambos se vienen recuperando con supervisión del personal médico de Aviva. Este procedimiento es una oportunidad de brindar servicios de excelencia en beneficio de las gestantes de todo el país, poniéndonos a la par de los mejores centros de cirugía en medicina fetal del mundo.

Este tipo de cirugías es altamente costoso, por lo que no se realiza de forma habitual, pero, sobre todo, está fuera del alcance de muchas familias peruanas. Sin embargo, la Clínica Aviva dentro de su propósito busca que la población tenga un mejor servicio de salud de primera y accesible en el Perú. En el caso de este procedimiento, el costo en la clínica es de la mitad de su valor actual en el mercado.

«En Clínica Aviva, nos guía un firme compromiso con nuestro propósito de llevar salud de la más alta calidad a toda la población peruana a precios accesibles sin descuidar el servicio al paciente. Desde que iniciamos nuestras operaciones en el 2019, hemos llevado a Lima Norte la propuesta de parto humanizado considerado el mejor del mundo con un costo accesible. Queremos que esta cirugía intrauterina para salvar a un bebé en el vientre de su madre, sirva de precedente para que la población deje de considerar a este tipo de intervenciones como algo fuera de su alcance.” afirmó Flor Calderón, directora médico-corporativa de la Clínica Aviva.