INICIAN VALIDACIÓN CLÍNICA DE PRUEBA MOLECULAR PERUANA

Un equipo de investigadores de la Universidad Privada Cayetano Heredia (UPCH) inició ayer el ensayo final de validación clínica de una prueba molecular peruana para diagnosticar covid-19, a bajo costo y usando muestras de saliva, en colaboración con los hospitales Rebagliati y Almenara de EsSalud.

El ensayo se realizará con 388 pacientes voluntarios y determinará la eficiencia de la prueba RT-LAMP/CRISPR-Cas, que no requiere del hisopado, en comparación con la metodología RT-PCR estándar.

Los comités de ética de EsSalud y el hospital Cayetano Heredia aprobaron las condiciones del ensayo el 19 y 21 de enero pasado, respectivamente. Con el equipamiento listo, el Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen y el Hospital Edgardo Rebagliati Martins comenzaron ayer la toma de muestras a los pacientes que accedieron voluntariamente a participar del ensayo.

“Esperamos poder contar con suficientes voluntarios para llegar al objetivo lo antes posible. Desde ya, nuestro agradecimiento a todos los pacientes que accedan a firmar el consentimiento informado para ser parte de este ensayo y entregar muestras de saliva”, explicó Joaquín Abugattas, investigador responsable del proyecto cofinanciado por Concytec y entidades privadas.

Cada día, dijo, ambos nosocomios recogen al menos 20 muestras en promedio, por lo que se podría concluir el procesamiento para el descarte de covid-19 en al menos dos semanas y, con buenos resultados, los investigadores podrían iniciar la solicitud de producción de la prueba molecular rápida al Digemid para su uso a nivel nacional.

“La prueba obtuvo excelentes resultados en condiciones de laboratorio y esperamos que logre lo mismo en condiciones de campo”, sostuvo el biólogo peruano.

Prueba molecular de bajo costo

La prueba molecular rápida está valorizada en 70 soles aproximadamente, y ofrece resultados sobre el diagnóstico del covid-19 tras entre 40 minutos.

El investigador especializado modificaciones genómicas y transcriptómicas informó que la prueba será producida sin fines de lucro y puesta a disposición del Estado para sumarse a las estrategias para frenar la pandemia del covid-19.

El estudio se realiza en colaboración con la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, la Sociedad Nacional de Pesquería, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Concytec y el banco Pichincha.