«PRESIDENTA DEBE OBSERVAR DICTAMEN QUE EXONERA REQUISITOS A MEDICINAS IMPORTADAS”

ADIFAN explica a mandataria que se relaja los requisitos a extranjeros cada vez más mientras locales cumplen estrictas medidas. Gremio aclara que el concepto de “alta vigilancia sanitaria” se cumple al interior de los países productores, pero no garantizan cómo salen sus exportaciones hacia el Perú

La Asociación Nacional de Industrias Farmacéuticas, Sanitarias, de Suplementos Alimenticios y Dispositivos Médicos (ADIFAN), pidió a la presidenta de la República a través de una carta, que observe el dictamen aprobado por elCongreso de la República (PL 1880, 2273 y 4995) porque “va a ocasionar un trato discriminatorio, no igualitario, hacia la industria local de medicamentos, mientras que favorece una gravísima laxitud en el ingreso de medicamentos importados con el argumento de que provienen de países de alta vigilancia sanitaria”.

Cabe precisar que el dictamen establece medidas para facilitar de forma automática el acceso a medicamentos, productos biológicos y dispositivos médicos registrados en estos países, destinados al tratamiento de enfermedades raras o huérfanas y cánceres de bajo y de alto costo, eximiéndolos de todos los controles por parte de la autoridad sanitaria.

Se exonera de requisitos necesarios para verificar que los productos que se importan y comercializan en el Perú, cumplan con las características técnicas mínimas para haber llegado en óptimas condiciones para su uso por los pacientes peruanos.

“Los industriales del Perú solicitamos a la presidenta de la República intervenga urgentemente antes de su viaje a China, y observe el dictamen aprobado”, señaló Martín Yangali Pacheco, presidente de ADIFAN.

Inequidad

El industrial señaló también que a estas importaciones se les otorgará el silencio administrativo positivo en caso que la DIGEMID no se pronuncie en 45 días, hecho contrario a la salud cuando se trata de medicamentos.

Con esta medida, estos productos “recibirán un trato diferenciado respecto a los demás productos con una aprobación automática, con la sola presentación del certificado que acredite su registro en el país de alta vigilancia sanitaria y del certificado de libre comercialización.”

Peor aún, detalló, “se beneficia a un grupo de empresas importadoras, las cuales, con un certificado administrativo (CLV) podrán ingresar los productos sin ninguna verificación en Aduanas o en nuestro territorio peruano para su importación por parte de la autoridad.  Y es así, como esta laxitud para el ingreso de dichos medicamentos es total; ya ni siquiera se podrá exigir a estas empresas el cumplimiento de requisitos mínimos, como el rotulado, que es parte indispensable en la obtención de un registro sanitario para que la población pueda entenderlo. Esto es gravísimo”.

“Los industriales del Perú solicitamos a la presidenta de la República intervenga urgentemente antes de su viaje a China, y observe el dictamen aprobado»

Martín Yangali Pacheco, presidente de ADIFAN

Se debilita a la DIGEMID

Los industriales también lamentaron que se pierda la soberanía nacional puesto que, en vez de fortalecer a la DIGEMID, dándole la posibilidad de ser un ente autónomo y fuerte, se le quite dicha facultad amarrándola de pies y manos para que no pueda exigir requisitos a productos de países de Alta Vigilancia Sanitaria.

“Es DIGEMID la entidad que debe tener este rol durante todas las etapas de la importación de dichos productos y debe fortalecérsele y no quitarle facultades de control sobre los medicamentos que va consumir la población ya que no tendrá cómo exigir la aplicación de la regulación peruana para registrar y reinscribir dichos medicamentos, productos biológicos y dispositivos médicos.”

Medida inconsulta y un dictamen con vicios

El presidente de ADIFAN añadió que previo al dictamen, dichos proyectos de ley “no fueron parte de ninguna mesa de trabajo, ni se pidió opinión a la industria farmacéutica nacional peruana, ni a colegios profesionales, y no contienen un estudio de impacto, generando como consecuencia que se apruebe un dictamen contrario a la salud”, porque:

-Las Autoridades de países de Alta Vigilancia Sanitaria, NO revisan ni tienen responsabilidad sobre los medicamentos que se importan al Perú.

-Tienen una entidad reguladora fuerte, que verifica internamente (en su territorio) el cumplimiento de los requisitos técnicos. Sin embargo, dichas autoridades NO revisan los productos que se exportan, ya que no es competencia del país receptor. Esto lo debe realizar el país importador, que en el Perú se realiza a través de DIGEMID, a la que le están quitando todas las facultades de fiscalizar dichos medicamentos.

Los países de alta vigilancia sanitaria no van a responder si los medicamentos importados a los que se les ha exonerado de dichos requisitos tienen problemas de calidad o generan daños a la salud de los pobladores peruanos.

-Si se revisa páginas de distintos países de alta vigilancia sanitaria, se puede advertir graves problemas de calidad de los productos que están comercializándose y que se frenan en dichos países, pero dicho freno en la comercialización es de manera interna, no para su exportación al Perú.

-Es por esta razón que todos los países deben exigir sus propios requisitos de calidad a los productos que se importan, hecho que con el dictamen aprobado, se está eliminando totalmente.