FAES FARMA: “PERÚ ES UNO DE LOS NÚCLEOS Y FOCOS ESTRATÉGICOS”

El grupo farmacéutico de origen vasco, Faes Farma inauguró sus nuevas oficinas en el país. En Diario Médico entrevistamos a José Luis Díaz, Director Internacional del Grupo Faes. Quien nos señala un crecimiento estable del negocio de la empresa y principalmente en los mercados internacionales, como el latinoamericano, que aumentó en un 10% con respecto al año anterior.

Desde su posición en Faes Farma, ¿cuáles son los planes que vienen desarrollando?

Pues tenemos un plan estratégico de crecimiento a nivel internacional muy relevante, muy potente y lo hacemos de dos maneras. Lo hacemos desde un punto de vista orgánico con crecimiento de los equipos que tenemos actualmente en nuestras filiales en América Latina, que ya tenemos seis, y cada año intentamos incorporar un número mayor elevado de empleados en todas las áreas no solamente las áreas comerciales sino en las áreas estratégicas. Intentamos incorporar valor en las áreas de marketing, de finanzas, de administración en general en nuestras filiales y también una potente fuerza de ventas que es una de las cosas que de alguna manera nos representan.

Y luego tenemos también un plan de crecimiento inorgánico con compras que estamos haciendo en América Latina. Hace aproximadamente cinco años hicimos nuestra primera compra en la región en Colombia con un importante laboratorio que se llama BCN Medical y que tenía presencia en Chile, Perú, Ecuador y fundamentalmente en el mercado colombiano. Hoy día ese equipo ya está bajo el paraguas de Faes Farma.

La última compra que hemos hecho en la región ha sido en Guatemala, un laboratorio que tiene fábrica en Guatemala y que abarca todo Centroamérica.

De hecho, hemos incorporado ahora mismo un número de empleados en América Latina que es mayor que el que tenemos en España. Y es algo desde luego que nos enorgullece, porque estamos haciendo además una labor social relevante incorporando muchas familias que están trabajando en el entorno del grupo Faes Farma.

¿Esta compra en Guatemala responde a la necesidad de una distribución desde este país con esta fábrica?

Nosotros teníamos ya en Centroamérica, una presencia desde hacía 30 años, a través de distribuidores y con equipos semi-exclusivos que promocionaban nuestros productos. Gracias a esta compra, tenemos ya nuestra presencia directa con más de 250 empleados en todo Centroamérica.

Estamos hablando de los seis países de Centroamérica, más República Dominicana. En total siete países y todo lo hacemos desde el Hub en Guatemala. Y sí. Respondía al deseo de crecimiento de Faes Farma en la región. Y cuando digo la región hablo desde México hasta Chile.

¿Hay otros planes a futuro de seguir creciendo en estos países de la región?

Totalmente. De hecho, seguimos buscando oportunidades de inversión en todos los países incluido Perú. Y como decía hace un momento mi compañero Alejandro, Perú no está ahora mismo en una buena situación económica, pero nosotros no tenemos un pensamiento cortoplacista. Nosotros pensamos que Perú es un país que tiene una estabilidad a nivel de país y a nivel jurídico, que tiene todas las garantías y es un país que ha estado por muchísimos años creciendo a dos dígitos, y estamos convencidos que lo va a volver a hacer. De hecho, la primera presencia que tuvo Faes Farma en todo América Latina, fue en Perú y la razón es porque creíamos que era un país por el que había que apostar.

Tenemos un plan de crecimiento estratégico para los próximos años donde vamos a seguir doblando el número de empleados. Eso es una parte de crecimiento orgánico, pero también confiamos en que salgan oportunidades de compra de productos, de compra de laboratorios para que sigamos apostando por este país.

¿Están trabajando alguna estrategia para revertir la salida del tema de las patentes e ingresar nuevos productos?

Pues hay dos. Una seguir apostando por la marca innovadora, es decir, al final entendemos que cuando termina una patente, como es en el caso de nuestra Bilastina, van a venir productos genéricos pero que no siempre van a tener la misma calidad. Nosotros sabemos que están llegando productos genéricos mayormente de mercados de Asia, y todos sabemos, y esto no es ninguna novedad lo que voy a contar, que la calidad que pueden tener esos productos jamás van a estar a la misma altura de los productos innovadores y de las marcas originarias de esas moléculas innovadoras con sus respaldos clínicos.

No estoy diciendo que los productos genéricos no deban comercializarse, pero sería ideal que demostraran bioequivalencia con los originales. Faes Farma también tiene productos genéricos, pero con unos procesos de fabricación en Europa.

Creemos que un laboratorio como Faes Farma, debe seguir apostando por las marcas innovadoras y seguir creando innovación. Los dos pilares estratégicos que tiene Faes Farma son la internacionalización y la innovación.

Nosotros tenemos un equipo de más de 150 personas en unas instalaciones que son “State of the art of technology”. Hay un equipo que está enfocado y centralizando todos sus esfuerzos en seguir trayendo moléculas de innovación. Creemos que los próximos años vamos a dar muy buenas noticias en ese sentido.

Nuestros planes son, apostar por la marca innovadora, y seguir creando moléculas que hagan que Faes Farma sea un laboratorio reconocido en el mercado como un laboratorio de marcas innovadoras.

¿Y cómo está la innovación en Faes Farma… cuántas moléculas están en fase 1 o fase 2?

Están todas en fase 1, para ser honesto. En mi optimismo me lleva a pensar que vamos a estar en 3, 4 o 5 años en el mercado, pero podría ser más. Esto no es un juego de azar, se dice muchas veces que solamente un 5% de las moléculas que empiezan en fase 1 acaban comercializándose. Todo depende de qué equipo tengas haciendo esas moléculas en esas fases de primer estadio.

Nosotros contamos con un equipo absolutamente profesional y tenemos un cierto optimismo en cuanto a las moléculas con las que estamos trabajando. Todas tienen un recorrido y evidentemente hay una parte de riesgo en la fase 2, la fase de seguridad o en la fase de comparativo, puedan caerse. Este es el juego, evidentemente hay un riesgo económico, un riesgo de tiempo. Pero de la misma manera, nosotros hemos traído al mercado varias molécula y que son innovadoras, creemos que eso va a volver a ocurrir.

JOSÉ LUIS DÍAZ, DIRECTOR INTERNACIONAL DEL GRUPO FAES.

“Perú es uno de los núcleos y focos estratégicos para la política de crecimiento internacional que tiene Faes Farma…”

¿En qué líneas de medicamentos y para qué tipo de patologías es más fuerte Faes Farma y si desean ingresar a otros a otros tipos de patologías también?

Nosotros estamos apostando de una manera muy fuerte por el área respiratoria. De hecho, algunas de las nuevas moléculas van a ir por ese por ese camino. No debo avanzar mucho más que esta información por temas de confidencialidad, pero le informo también, que estamos trabajando en el ámbito óseo. Tenemos una vitamina D, que está siendo un éxito a nivel mundial. De hecho, más del 60% del mercado en España de vitamina D lo tenemos con nuestra molécula innovadora, Calcifediol (HIDROFEROL), que también está presente en toda LATAM.

Hay pocas moléculas en el mundo que tengan un 60% de cuota de mercado, y si la tienen es por algo, es porque funcionan y son seguras. Por mucho que haya un buen equipo de marketing detrás empujando las ventas de esa molécula hay una efectividad clínica detrás que avala el éxito de la molécula.

Para hablar de inversión luego de esta inauguración de sus oficinas en Lima. ¿En Faes Farma cómo están los próximos proyectos y planes a futuro de crecimiento en nuestro país?

Pues están en marcha. Nosotros estamos constantemente en contacto con brokers que se dedican a la búsqueda de oportunidades compra o venta de compañías. No es fácil, tienen todo un proceso detrás, de due diligence, de hacer una serie de actividades previas, incluso, al acercamiento con esas compañías.

Pero estamos en marcha, Perú es uno de los núcleos y focos estratégicos para la política de crecimiento internacional que tiene Faes Farma. Entonces no puedo decir mucho más, pero sí, hay conversaciones en marcha, y bueno… ojalá fructifiquen.