UN NUEVO DISPOSITIVO PORTÁTIL AYUDARÁ A MEJORAR LA ADHERENCIA AL TRATAMIENTO

La startup italiana, Trillío, enfocada al sector sanitario, ha creado un dispositivo portátil que tiene como función principal mejorar la adherencia a los tratamientos, pues recuerda a los pacientes cuándo se tienen que tomar los medicamentos. El aparato ha ganado el ‘Novartis Cancer Startup Program’.

Carlo Brianza, CEO de La Comanda-Trillío Health, explica a CF que este dispositivo está inicialmente pensado para personas mayores de 65 años y pacientes crónicos, “que necesiten tomar medicamentos regulares y seguir un plan de prescripción elaborado por el cuidador”. Asimismo, comenta que han recibido comentarios de personas “más jóvenes que encontraron Trillío mucho mejor, útil y confiable en comparación con una aplicación móvil”. También podría valer, dice, para mayores de 50 años.

“No está diseñado para una enfermedad específica -aclara a este medio-, pues aporta un gran beneficio a cualquier enfermedad crónica (cáncer, diabetes, enfermedades de la tierra o del aliento, …), que requiera que el paciente siga un plan de medicación. Por supuesto, cuanto más severo es un plan de medicación, más útil, porque olvidar incluso una sola toma puede tener consecuencias dramáticas”.

Pero tiene otras vertientes y extender su uso al autocuidado general; de hecho, Brianza afirma que también puede “recordar a las personas mayores que realicen actividades físicas regulares y sugerir una dieta adecuada”.

Precisamente, porque está pensada para personas mayores, el CEO de Trillío resalta que su manejo es muy sencillo: “Es muy, muy fácil. Lo diseñamos teniendo en cuenta a un anciano tradicional que no está familiarizado con la tecnología. La experiencia del usuario es como la de un reloj despertador de mesa, por esta razón ni siquiera requiere un manual de usuario”.

Además, “es muy intuitivo”, hace hincapié. “Trillío está equipado con una tarjeta SIM integrada y siempre está conectado al plan de prescripción preparado por el cuidador en la aplicación web. Cuando sea el momento de tomar un medicamento, Trillío comenzará a parpadear y sonar y el usuario simplemente tendrá que presionar el botón grande en la parte superior y seguir las instrucciones en pantalla: nombre del medicamento, dosis y notas”, explica.

El dispositivo también cuenta con una función de advertencia: “Si el paciente no detiene la alarma en diez minutos, se alerta a un contacto de emergencia con un SMS y un correo electrónico, para que pueda verificar de inmediato que todo está bien y asegurarse de que el paciente tomó su medicación”, relata.

Además, cuando no se está tomando la medicación, “Trillío brindará consejos y acciones rápidamente,
junto con las familias, educando a los pacientes y asegurándose de que comprendan los riesgos para su salud”, continúa.

Otra de las ventajas de este aparato es que conecta al paciente con el profesional sanitario, que es quien realiza toda la configuración del medicamento de forma remota y se encarga de preparar el plan de medicamentos desde su ordenador o teléfono móvil, que se compartirá con el enfermo: así indicará el nombre del medicamento, horario de la toma y cantidad de veces al día.

Según el director general de la startup, “el plan de medicación se ingresa muy fácilmente en la aplicación web, y no es necesario tocar físicamente el dispositivo, pues gracias a su conectividad Trillio descargará el plan de medicación diariamente. Además, limita los contactos entre pacientes y cuidadores evitando el riesgo de infección por covid-19

Por todo lo que ofrece, “se consigue que los pacientes sigan sus tratamientos sin salir de casa, mejora la adherencia a la medicación, evita hospitalizaciones y promueve el cuidado de las personas desde cualquier punto”, subraya.

Para farmacéuticos y médicos
Esta ayuda de apoyo a la adherencia terapéutica puede usarse, según Brianza, en el ámbito comunitario como hospitalario y puede ser una herramienta que sea manejada por las familias, médicos, farmacéuticos y organizaciones que apoyan el bienestar de las personas mayores.

En el caso del farmacéutico, destaca que este profesional “es un proveedor de servicios de atención sanitaria, no solo un vendedor de medicamentos. Un farmacéutico proporciona mucho valor a sus clientes y a todo el sistema de salud. Además, con Trillio, un paciente puede, con una acción de un clic, enviar una notificación al farmacéutico cuando se esté quedando sin un medicamento específico. El farmacéutico puede preparar todo para la recogida”.

Se probará en La Paz
Esta startup es la ganadora del Novartis Cancer Startup Program, puesto en marcha por el laboratorio junto con la aceleradora Conector Startup Accelerator. El objetivo de esta iniciativa, a la que se han presentado más de treinta propuestas de innovación, es “reimaginar el cuidado del cáncer a través de la cocreación y desarrollo, junto con el ecosistema emprendedor, de soluciones tecnológicas innovadoras que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas con cáncer”.

Así, gracias al Novartis Cancer Startup Program, Trillío va a entrar en la fase de aceleración y desarrollará su prototipo en el Hospital Universitario la Paz, de Madrid, poniendo, así, a prueba sus servicios en España dando apoyo, inicialmente, a los pacientes oncológicos que deben de seguir una rutina de medicación desde sus casas.

Como apunta el CEO, actualmente se está trabajando en la formalización de la colaboración. De momento, cuenta que se distribuirá un dispositivo a los pacientes con cáncer y el profesional sanitario establecerá el plan de medicación. También recibirán informes sobre la adherencia para tener una visión general de cómo los pacientes están respetando los planes de medicación”.