MÁS DE 150 MIL PERSONAS DE LA TERCERA EDAD CON RIESGO DE CEGUERA

La Degeneración Macular relacionada con la edad en su forma húmeda, compromete severamente la mácula (Parte central de la retina) y de no ser tratada a tiempo causa la pérdida de hasta un 95 % de la visión. Dicha anomalía daña parte importante del globo ocular que está relacionada con la visión central y de colores, y que sin un diagnóstico correcto y un tratamiento oportuno podría ser irreversible, tal como sostiene la Dra. Karen Barraza Lino, Médico Oftalmólogo especialista en Retina y Vítreo. Las causas son multifactoriales, no obstante, la más común está relacionada a la edad: a más años de vida, y la sobre exposición a la radiación ultravioleta hacen a estas personas más propensas a padecer este tipo de enfermedades.

Los síntomas comienzan afectando la visión central de los pacientes, incluso la distorsión de las imágenes y disminución de la sensibilidad a los colores; hay problemas en el cálculo, en actividades tan básicas como llenar una taza de café, y el impedimento de la lectura, ver televisión, conducir, entre otras. También se producen una serie de manchas en el campo de visión.

“Si bien en el tiempo se han probado diversas terapias como alternativas de tratamiento, a la fecha, la medicina biológica (anticuerpos monoclonales) ha demostrado tener beneficios importantes no sólo por detener la progresión de la enfermedad, sino también, haciendo posible la recuperación de la visión en los pacientes afectados”, casi en un 70 % de pacientes tratados sostuvo la doctora Barraza.

En nuestro país actualmente, se cuenta ya con medicinas aprobadas por la entidad regulatoria local (DIGEMID), no sólo en enfermedad Degenerativa Macular, sino también en Edema Macular Diabético, el cual no contamos con arsenal terapéutico que ofrezca un beneficio de ganancia visual y Oclusión de Vena Retiniana, enfermedades no menos frecuentes y también relacionadas a la afección macular. Son medicamentos internacionalmente aprobados por FDA (USA), por EMA (Europa) y en diversos hospitales e instituciones privadas de nuestro país.

Ojo-HumanoLa Dra. Barraza comenta que la disponibilidad de estas medicinas en las instancias hospitalarias y coberturadas por diferentes aseguradoras de salud permitirá reducir el impacto negativo de estas enfermedades y el potencial riesgo de ceguera parcial o total, lo cual desencadena discapacidad.
“Darle la oportunidad a los pacientes de un tratamiento adecuado y oportuno, que no solo detiene el curso de la enfermedad, sino que también mejora la agudeza visual de los afectados y permite que puedan reinsertarse prontamente a sus actividades normales”.

Se trata pues, de una alentadora opción de tratamiento para pacientes que padecen estas enfermedades, con alto riesgo de quedarse ciegos. Es por esto que los especialistas recomiendan acudir a su consulta oftalmológica al inicio de estos síntomas y luego del diagnóstico correcto iniciar una terapia que ofrece grandes ventajas en el pronóstico de la enfermedad.