MÉDICOS PERUANOS INNOVADORES

Pediatras especialistas en neonatología del INSN ganaron el premio internacional “Ideas innovadoras” superando a 660 proyectos de todas partes del mundo con un invento médico que podría salvar la vida de miles de neonatos en el orbe.

En una tarde como cualquier otra, después de entubar a unos neonatos en la Unidad de Cuidados Intensivos del INSN de Breña, los doctores Carlos Alberto Delgado Bocanegra, Víctor Sánchez Ramos y Roberto Shimabuku Azato se sentaron en un mueble cercano a USI a bosquejar lo que sería para ellos un emprendimiento científico- médico que ocuparía su tiempo y esfuerzo en los próximos meses.

La larga experiencia en el campo clínico, sumado a su capacitación en el campo de la investigación, motivó al Dr. Delgado, líder del proyecto, a pensar en una solución para miles de neonatos que al momento de nacer sufrían de una leve apnea primaria, es decir una falta de respiración. Fue así que junto a los doctores Sánchez y Shimabuku, creyeron conveniente crear un dispositivo que pudiera ser una ayuda de primer aliento al bebé al llegar a la vida.

Sabiendo que ese estímulo podía estar relacionado a un aporte de aire, que sería una presión pero también una concentración de oxigeno y que pueda tener receptores a nivel del tubo endotraquial estimulando la respiración y sacando al niño del apnea primaria, pensaron en el chipote chillón del chapulín colorado, como ellos mismos señalan, y decidieron que ese dispositivo tenga esa figura, como un martillo corrugable.

LA OPORTUNIDAD

La idea estaba lista, ahora los doctores tenían que buscar  si su idea era realmente innovadora y quien podría financiarla. Fue allí que llegó la oportunidad de postularla al concurso “Ideas innovadoras” de Concytec y Gran Challenges Canadá, donde fue no solo recibida con mucha ilusión sino que por su gran aporte a los fines de la institución extranjera logró ganar el primer lugar, superando a 660 proyectos de todas partes del mundo.

“El grupo canadiense nos da la oportunidad de plasmar una idea de mejora de la atención de un niño en general, de tal manera que nosotros podamos proponer un aparato, una metodología que pueda ayudar a salvar vidas. La idea era que de nuevo hay para resolver problemas actuales y que todavía no están resueltos” explica el Dr. Sánchez a Diario Médico.

“El dispositivo no pretende ser un equipo de reanimación sino el primer estímulo de la respiración en algunos bebés que hacen apnea primaria. 10% de los recién nacidos van a necesitar algún tipo de ayuda para respirar, la mitad de ellos, probablemente con una posición y un estímulo adecuado no van a tener problema, pero los otros pueden llegar hasta la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales si es que no se hace lo que tiene que hacerse en el momento adecuado. Eso quiere decir más o menos que 10 mil niños por día en todo el mundo necesitan algún tipo de apoyo” señala el Dr. Delgado, líder del proyecto.

El premio consistente en S/286,00.00 nuevos soles canalizados a través del INSN Breña para financiar el proyecto está en su primera fase, y entiende el doctor Delegado que parte del éxito de su proyecto se debe tal vez a que en ningún lugar del mundo existe un dispositivo tan práctico, fácil de usar y barato.

“Lo que hay es un ambu que es una bolsa que se llena de aire cuando tu lo sueltas, pero cuando tu lo presionas empuja el aire por la máscara. Ese es el dispositivo estándar. Puede tener un costo de 30 dólares cada equipo con gastos de envío y requiere un entrenamiento para poder utilizarlo, solo el personal médico puede hacerlo” explica Delgado.

Es por eso que propusimos un dispositivo más pequeño, más portátil. Tiene dos fuelles laterales y un conector centra por donde fluye el aire de manera que pueda usarse con una sola mano acoplado con una mascarilla o no. Con un par de dedos presionas los fuelles y generas el flujo de aire que requiere el bebé. El costo es diez veces menor que el estándar y por eso puede ser masivo” añade.

Medicos innovadores (4)

 EL PROTOTIPO

El dispositivo está listo en diseñó en 3D y pronta a hacer un prototipo rápido en una impresora 3D para las pruebas de función. Además se están diseñando un acoplador nasal que tenga el mismo calibre de los tubos que ingresan en caso que fuera necesario entubar al bebé para acoplar un tubo endotraquial o una máscara facial.

Los tipos de fuelles (si son de tres o cuatro) dependerán de las pruebas que se hagan en un aparato que mide flujo de aire que entra y sale, de tal manera que el dispositivo esté calibrado para dar solo el flujo de aire necesario.

“Ese aparato se coloca en un pulmón artificial y del otro lado se pone el medidor de tal forma que allí se mide cuanta presión, secuencia, oxigeno, ingresa o sale, y podemos modificarlo hasta que llegue a lo que deseamos. De tal manera que una persona al utilizar el dispositivo así presione con toda la fuerza no va generar una presión que pueda dañar al bebé” explica Delgado.

Este dispositivo sería muy útil no solo en el mundo sino en nuestro país  donde nacen 500 mil niños al año y el 10%, 50 mil bebés, necesita de algún tipo de ayuda. De ese número la mitad, 25 mil, solo necesitan una ayuda básica de posición y estimulo pero los que quedan unos 12.5 mil van a necesitar algo más.

“Aquí le llaman ventilación a presión positiva o reanimación estándar, pero no siempre la reciben porque nacen en lugares alejados o en lugares no adecuados. Imagínate que nazcan 25 mil niños y no tengan los equipos para atenderlos, lo más probable es que la mitad por lo menos mueran. La gran ventaja de un dispositivo como este que por ser pequeño puede utilizarse por cualquier persona, va ser más barato y tener mejor distribución  por ser portátil” señala el creador del proyecto.

ESCALANDO

Si el grupo de médicos del INSN Breña demuestran que la idea es un concepto viable, tienen la oportunidad de pasar a una siguiente fase, que requiere de mayores estudios, incluso ensayos clínicos con pacientes. “Inicialmente es solo una idea en fase prototipo que busca un dispositivo viable y hasta probar ese concepto no sabemos si vamos a pasar o no a la siguiente fase “subraya el médico asistente Sánchez.

“El apoyo inicial del Gran Challenges de Canadá la llama “semilla” y permite que nosotros construyamos la viabilidad del proyecto. Existe la oportunidad de la siguiente fase que ellos le llaman “escalar” que puede significar la multiplicación por diez veces el apoyo inicial (S/286,00.00 nuevos soles) siempre y cuando nosotros consigamos un equivalente en ese apoyo de una organización que puede ser gubernamental. Es posible que el MINSA asuma un compromiso siempre y cuando lo justifique” aclara Delgado quien cursó un doctorado en  investigación de Brasil gracias a una beca ganada de la Presidencia del Consejo de Ministros.

DATOS:
-El INS Breña participó en el concurso “Ideas Innovadoras” de Concytec y Gran Challenges Canadá a nivel mundial con cinco proyectos de investigación.
-Perú con 100 trabajos de investigación fue el segundo país que más ideas innovadoras presentó en este concurso mundial, seguido de Canadá con 110.
-El Dr. Carlos Delgado participó de la elaboración de guías prácticas clínicas del Ministerio de Salud y es participante activo de la Sociedad Latinoamericana de Investigación.

Be the first to comment on "MÉDICOS PERUANOS INNOVADORES"

Leave a comment