ABI: ESPERANZA PARA NIÑOS SIN NERVIO AUDITIVO

Un grupo de expertos en audición y comunicación liderado por la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California (USC), en Estados Unidos, ha llevado a cabo un ensayo clínico apoyado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés)  que llena de esperanza  a los niños que nacen sin nervio auditivo.

El estudio de tres años ya ha colocado con éxito un implante auditivo en el tronco cerebral (ABI, por sus siglas en inglés) de cuatro niños que antes no podían oír . Este implante estimula directamente las neuronas en el tronco del encéfalo humano, sin pasar por el oído interno por completo, siendo de gran ayuda para los niños que nacen sin nervio auditivo o no tienen cóclea, los mismos que son incapaces de percibir sonidos por más fuerte que sea.

” Todos nuestros participantes en el estudio cuyos ABI se han activado avanzan a las velocidades esperadas o mejores. Somos optimistas de que, con una formación intensiva y apoyo a la familia, estos niños eventualmente serán capaces de hablar por teléfono'”, explicó la colíder del estudio Laurie Eisenberg, de la Escuela de Medicina Keck de la USC y profesora de Otorrinolaringología.

ABI está aprobado y ya había sido implantado en pacientes de 12 años o mayores con neurofibromatosis tipo II, una enfermedad hereditaria que causa un tumor cerebral no maligno en el nervio auditivo, pero se ha demostrado una eficacia limitada en los adultos. Los científicos creen que ABI sería más eficaz en los niños más pequeños, cuando sus cerebros son más adaptables.

“La activación inicial del ABI es como un recién nacido llegando al mundo y escuchando por primera vez, lo que significa que estos niños necesitarán tiempo para aprender a interpretar lo que están sintiendo a través del dispositivo como ‘sonido'” señala Eisenberg.

 

Be the first to comment on "ABI: ESPERANZA PARA NIÑOS SIN NERVIO AUDITIVO"

Leave a comment