DR. TV TOMÁS BORDA: «ME TEMO QUE PARA EL 2015 CUELGO LA BATA DEL DR. TV»

El Dr. Tomás Martín Borda Noriega es uno de los médicos más reconocidos y queridos por todos los peruanos. Y es que se ha ganado un lugar en los hogares gracias al programa Dr.Tv. Precisamente este espacio televisivo le ha regalado más de 120 mil seguidores en las redes sociales, y aunque ahora la fama lo acompaña, asegura ser el mismo Tomas Borda de siempre, pues algunas cosas para él siguen siendo las mismas.
Top Medical visitó al mediático galeno en las instalaciones del canal para conversar un momento con él. Nosotros lo encontramos un tanto ajetreado, como partiéndose en dos para acelerar su proceso de “desmaquillaje” y comer el rico cebiche que una de sus fans le había hecho llegar con mucho cariño. Por supuesto, compartió con nosotros su platillo favorito y también algunos aspectos de su vida personal.

 

¿De pequeño de decían Tomito?
Sí, Tomy, Tomito. A mi mami se le ocurrió el apodo, era su manera de demostrarnos su cariño.
¿Viene de una familia muy unida?
Hemos sido una familia muy unida. Recién se cumplió un año de que mi mamá falleció, y aunque no nos vemos muy seguido, tratamos de vernos en la medida de lo posible y estar en familia. El 20 de diciembre nos reunimos para viajar y pasarla juntos, como en otros años.
¿Qué más recuerda de su infancia?
La alegría de estar juntos, y que “la cena era la cena”. Tenemos ascendencia italiana, así que el entorno familiar es importante, lo aprendimos desde pequeños.
¿Recuerda alguna anécdota de la infancia?
Recuerdo que mi hermano por querer quemar un bichito quemo toda la casa. Confesó todo hace tres años. Creo que por el susto de que pudo pasarnos algo, en casa nunca lo castigaron. Nunca buscaron un culpable tampoco.
De niño, ¿era travieso?
Sí, y no tenía miedo. Nunca medí el riesgo. Era un poquito autodestructivo.
¿Guarda en la memoria algún recuerdo muy emotivo?
Sí, la última vez que hemos estado juntos ha sido cuando murió mi mamá. Yo solía hablar todos los días con ella por teléfono, y luego de morir aún marcaba su número para contarle mis cosas.
¿Cuál es el recuerdo más bonito de sus padres?
Los besos de mi mami y las conversaciones con papá.
¿Era un niño estudioso?
No, dejaba todo para última hora. Soy de los que necesita el estrés para hacer las cosas. En el colegio no estudiaba mucho porque solo tenía que estar atento para recordar todo. Recuerdo que una vez jalé biología y todo el verano me la pasé estudiando. Tenía que hacer dibujitos del cuerpo humano, creo que eso me motivo a estudiar medicina.
¿Recuerda su primer beso?
Sí, fue a los 11 años de edad jugando a la botella borracha. En esa época era así como se empezaba. Después de eso no volví a besar a nadie hasta que estuve en cuarto de secundaria, con mi primera enamorada. Éramos tres amigos que salíamos con tres amigas y, uno de ellos fui yo. Aquella relación duró un año y medio.

PASATIEMPOS
¿Cómo se divierte?
Me voy al norte, a mi playa preferida Los Órganos, en Piura. Solo voy a correr tabla. Sin embargo, practico todos los deportes de raqueta y también la natación.
¿Compite?
Me gusta la competencia porque soy picón, me gusta ganar. Sin embargo, por tiempo, no puedo entrar a ninguna competencia.
Sabemos que ama la música
Sí, me gusta la música. Soy un poco bohemio. Recuerdo que cuando estaba en la universidad solía deberle dinero al dueño del local donde acostumbrábamos a “relajarnos”. Me gusta la música criolla, la jarana.
¿Qué tipo de música?
La trova, las mariachadas, música como las de Jorge Negrete y Pedro Infante. Me gusta de todo tipo de música, hasta la de “Los Panchos”.
¿Cuál es su canción favorita?
“La soda bohemia”, “Somos tal para cual” de Maricela Verena. Me gustan las canciones criollas, la de Sinatra, de Luis Miguel. Tengo muchas canciones favoritas.
¿Es coqueto?
Me gusta gilear, halagar a una chica. Sin embargo, no soy mujeriego, no podría. Sería demasiado estrés para mí.

El Dr. Tomas Borda Noriega, es egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad San Martín de Porres. Hizo su internado en el Hospital de Apoyo María Auxiliadora (1996). Cuatro años después decidió viajar a Chile para hacer su residencia en la Universidad de Chile, donde permaneció hasta el 2003 (Cirugía General, Hospital Clínico San Borja Arriaran, Escuela de Post-Grado). Además de la televisión, ejerce su papel como médico en una clínica privada del país.

CAMBIO DE VIDA
¿Cómo cambio su vida en la televisión?
He perdido el anonimato. Eso me molesta un poco porque a veces uno puede estar de mal humor e ir por la calle, pero debemos estar con una sonrisa en la cara. Eso no es fácil.
¿Cuáles son sus proyectos más personales e inmediatos?
Acaba de salir el libro “Doctor en casa”. Era el proyecto más inmediato que tenía. Tengo otros en proceso de panificación, pronto contaré más.
Si pudiese cambiar algo de su vida ¿Qué sería?
La forma de pensar de muchos peruanos. La forma de ser, muchos se creen pendejos. Muchos suelen pasarse las señales de tránsito por creerse “lo máximo”, eso molesta.
¿Le molesta toparse con una persona así?
Sí, bastante. Todos los días se escuchan noticias como: “auto mata a una mamá y a su hijo”. Sinceramente ese tipo de personas no deben ir presos, deberían ser colgados de donde más les duele.
¿Qué otras cosas lo indignan?
La naturalidad con que vemos y lo que sucede en nuestro país, y puedo decir que he visto de todo. La indiferencia de la gente. No me gusta la indiferencia de las personas que están más preparadas, los que tienen más y no hacen nada.
¿Pensó alguna vez en convertirse en un personaje público?
Nunca. Pero cuando se dio la posibilidad de realizar un programa, pues hice el casting. Fue un proyecto que se ha ido desarrollando tal cual fue imaginada.
EL FUTURO
¿Cómo le gustaría vivir?
Me encantaría vivir más simple, sin zapatos, un poco más al día. Me gustaría pescar, vivir al aire libre.
¿Se considera un hombre romántico?
Sí, me gusta la poesía y leer novelas. Soy un soñador.
¿Cuál sería el momento perfecto para usted?
Mi momento perfecto es ése después de correr tabla, después de haber jugado tenis o pelota.
Si pudiese reencarnar en un animal, ¿cuál escogería?
No sé, una agila para ser más libre, o quizá una pantera por su agudeza.
¿Cuáles son sus planes para el 2014?
Ordenarme mejor y no asumir tantas cosas, quiero para estar más libre. En el 2014 de todas maneras seguimos con el programa. Sin embargo, me temo que para el 2015, dejo la bata de Dr. Tv.
¿Quiere recuperar su libertad?
Sí, quiero tener más independencia, escoger mis horarios. Te juro que antes me estresaba por otras cosas, y aunque he notado que cierto nivel de estrés es necesario para mí, no creo poder soportar este ritmo por mucho tiempo.
¿Cuál es su mayor deseo?
La verdad, aprovechar esta puerta que se me abrió. Quiero tratar de mantener esa comunicación con la gente y utilizar esta fama y el prestigio para cosas positivas. A pesar de la fama, soy y quiero seguir siendo el mismo Tomas Borda de siempre, quiero mantener la humildad y ser reconocido solamente como una buena persona. Es mi único deseo.

DETALLES

1.- Es el mayor de tres hermanos varones y una vez jugando con uno de ellos se fracturó uno de los dedos meñiques.
2.- Está casado desde hace cerca de 15 años con Cecilia Elejalde Franco. Antes de casarse tuvieron 11 años de enamorados.
3.- De no haber estudiado medicina, le hubiese encantado estudiar industrias alimentarias o algo relacionado al campo o la naturaleza.
4. Su postre favorito es el suspiro a la limeña.

Be the first to comment on "DR. TV TOMÁS BORDA: «ME TEMO QUE PARA EL 2015 CUELGO LA BATA DEL DR. TV»"

Deja un comentario.