LESIONES DE RODILLA AFECTAN A CUALQUIER EDAD Y NO SOLO A DEPORTISTAS

Erik Castillo Agapito, gerente general de Promedon
Spread the love

No solo los deportistas pueden romperse un ligamento de rodilla, también puede ser que un ama de casa al hacer un mal movimiento, deba recurrir a la reparación del ligamento cruzado anterior (LCA).

 Uno de los problemas de salud más frecuentes es la lesión de rodilla. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, en el Perú alrededor de 5 mil personas atraviesan esta situación cada año y requieren una intervención quirúrgica de emergencia.

Según la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, este procedimiento, la artroscopia, es una operación ambulatoria que se usa para quitar, reparar, reconstruir un ligamento cruzado anterior roto, recortar pedazos rotos de cartílago articular, cartílago de meniscos, rotosquitar fragmentos sueltos de hueso o cartílago o retirar tejido sinovial inflamado.

No solo los deportistas están expuestos a una rotura de meniscos o ligamentos. Una caída simple o el ejercicio mal realizado sumado al desgaste propio de la edad, el sobrepeso vinculado a una vida sedentaria, pueden devenir en una situación que nos ponga en el umbral de la sala de operaciones.

“Para cada una de estas patologías existen unas tres o cuatro opciones que el médico puede elegir como solución”, dice Erik Castillo Agapito, gerente general de Promedon, una empresa que cuenta con dispositivos médicos de las especialidades de medicina deportiva, columna y trauma. “En Promedon brindamos varias alternativas para reconstrucción de ligamentos, reparación de meniscos y cartílago articular y, próximamente, reemplazos totales de rodilla” señala.

“Pero más que eso, lo que ofrecemos es la solución integral para la cirugía: desde un producto de calidad (son distribuidores exclusivos de la marca inglesa Smith & Nephew, el mayor productor mundial de implementos de artroscopía) y un soporte profesional que va desde el antes, durante y después del acto quirúrgico.

Este acompañamiento de todo el proceso de gestión de la cirugía le ha valido a Promedon la certificación ISO 9001:2015, el cual es monitoreado continuamente para comprobar que se ajusta a las exigencias del certificador.

La empresa anuncia además que este año estará en la capacidad de poner en el mercado un producto de biomedicina que regenera el cartílago articular: la mayoría de personas que requieren una prótesis de rodilla comenzaron con el desgaste paulatino de este cartílago. Es un producto basado en el colágeno que trabaja directamente en la zona del problema y reducirá en adelante la necesidad de reemplazar totalmente la rodilla, algo que está ocurriendo cada vez en poblaciones más jóvenes.