SUNAT: LOS PRIVILEGIOS TRIBUTARIOS BENEFICIAN A 28 LABORATORIOS EN EL PERÚ

Medicines and drugs - health protection background

Luego de analizar la lista de medicamentos contra el cáncer a los que el Estado exonera de impuestos desde el 2001, Ojo-publico.com identificó a los laboratorios que se benefician directamente, pues son dueños únicos del 41% de estos fármacos. Las empresas Roche y MSD lideran este monopolio.

Elizabeth Salazar Vega / Ojo Público

Seis de cada diez peruanas que son diagnosticadas con cáncer de mama se enteran cuando la enfermedad está en fase avanzada. Cada año 1.200 mujeres pierden la batalla contra este mal, pero hay una variante más letal: el cáncer de cuello uterino, la principal causa de muerte entre mujeres de 15 a 44 años que desarrollan la enfermedad. Laura pertenece a este grupo, pero fue detectada a tiempo.

Ella lleva sesiones de quimioterapia en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) y cuenta con Seguro Integral de Salud (SIS), una ventaja sobre el 23% de personas que –según cifras oficiales– carecen de una póliza médica y deben pagar por sus medicamentos. “Sé que existen tratamientos modernos, pero los doctores dicen que felizmente no los necesito”, señala. La terapia que menciona Laura se basa en fármacos biológicos, creados a partir de células vivas, indicadas para cáncer avanzado y cuyos precios varían entre S/ 700 a S/ 15 mil por dosis.

El 2001 se aprobó la Ley 27450 que exonera de impuestos a los laboratorios que los producen a fin de que puedan reducir sus precios, pero tres estudios técnicos confirmaron que las cifras no llegaron a los porcentajes esperados. Pese a ello, los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala mantuvieron los beneficios tributarios y firmaron nueve decretos supremos para autorizar el ingreso de más fármacos a la lista de exonerados. Cuando se aprobó la ley, los medicamentos privilegiados eran 96, hoy son 124.

Con la información de estos decretos, Ojo-publico.com construyó una base de datos de medicamentos y determinó que diez productos contra el cáncer nunca tuvieron competidores en el mercado; los laboratorios que los fabrican son proveedores únicos en el Perú desde que el Estado incluyó sus productos en la lista de privilegios tributarios hasta la actualidad.

El análisis revela que ocho farmacéuticas se beneficiaron directamente con el ahorro de impuestos al tener el monopolio de dichos productos: los gigantes suizos Roche y Novartis, la argentina Laboratorio Biopas, la alemana Merck Peruana, las estadounidenses Merck Sharp & Dohme (MSD) y Pfizer, la española Ferrer y la británica Astrazeneca.

Millones con nombre propio
Desde que las exoneraciones tributarias entraron en vigencia, el Estado incluyó 70 medicamentos monopolizados a la lista de beneficiados. Estos empezaron a perder su exclusividad en el mercado con el paso de los años, pues nuevas empresas obtuvieron el registro sanitario para vender en el país, otras desistieron luego que sus productos fueron retirados de la lista de exonerados y un tercer grupo se posicionó como dueño único al vencer los permisos de sus competidores.

Actualmente, son 28 las compañías que monopolizan la venta del 41% (51) de las medicinas oncológicas que están exoneradas de tributos en el Perú. La mayoría de estos son productos biológicos de alto costo y se desconoce cómo fijan sus precios.

La empresa que lidera este ránking del privilegio es Roche, que factura alrededor de US$ 53 mil millones al año y tiene el monopolio de seis medicamentos oncológicos en nuestro país. Cuatro de ellos son indicados para el cáncer de mama: Herceptin (Trastuzumab), Perjeta (Pertuzumab), Avastin (Bevacizumab) y Kadcyla (Trastuzumab Emtansina), y cada uno se vende a un mínimo de S/ 5.210.

La asociación Acción Internacional para la Salud (AIS) hizo un angustiante cálculo: una mujer con cáncer de mama metastásico, sin seguro y que gana el sueldo mínimo, tendría que trabajar tres meses para comprar una inyección de Trastuzumab y cubrir su primera dosis. Pero si el médico considera que la terapia más efectiva es el Pertuzumab, deberá trabajar 11 meses para costear el inicio de su terapia: dos inyecciones valorizadas en S/ 18.410. Ella tendría que desembolsar la misma suma cada tres semanas para intentar sobrevivir.

“La empresa que lidera este ránking del privilegio es Roche, que factura alrededor de US$ 53 mil millones al año y tiene el monopolio de seis medicamentos oncológicos en nuestro país. Cuatro de ellos son indicados para el cáncer de mama: Herceptin (Trastuzumab), Perjeta (Pertuzumab), Avastin (Bevacizumab) y Kadcyla (Trastuzumab Emtansina), y cada uno se vende a un mínimo de S/ 5.210”.

Además de Roche, en el ránking de los monopólicos aparece Merck Sharp & Dohme (MSD), un laboratorio que factura US$ 39,5 millones al año y que en el Perú tiene el control de cuatro medicamentos para diferentes tipos de cáncer. Y otras seis empresas que, respectivamente, monopolizan tres productos: la estadounidense Pfizer; Tecnofarma, subsidiaria del grupo canadiense Valeant Pharmaceuticals; Bayer S.A., con sede en Alemania; Laboratorios LKM Perú y Laboratorio Biopas, de Argentina; y la peruana Laboratorios AC Farma.

Nivolumab, del laboratorio Bristol-Myers

Las 20 empresas restantes controlan uno o dos fármacos, sin embargo, algunos de estos son de muy alta demanda y costo para el país como Nivolumab, del laboratorio Bristol-Myers; y Cetuximab, de Merck Peruana S.A.

La Asociación de Laboratorios Farmacéuticos del Perú (Alafarpe), gremio que representa a los grandes laboratorios, respondió por escrito y negó que exista un monopolio, pero subrayó que los costos bajan “siempre y cuando estén incluidos en el listado de exoneración. Y vale recalcar que la última actualización del listado se dio en diciembre del 2016”.

Fuentes vinculadas al sector confirmaron que el Minsa está preparando una nueva lista de exoneraciones para medicamentos oncológicos; esta vez esperan aumentar el número a 140. Sería el décimo decreto supremo que se aprueba sin que este privilegio tributario haya servido para reducir drásticamente sus costos a favor de los pacientes y del propio Estado.

Herceptin – Trastuzumab de Laboratorio Roche

Roche envió un correo donde confirma que las exoneraciones favorecen a ocho de sus medicamentos, pero dijo que han logrado reducir hasta en un 18% el costo de adquisición del Estado. “El ofrecer al mercado la única alternativa en un tratamiento innovador no impide reducir su costo. El Trastuzumab, a lo largo de su historia, ha sufrido una reducción progresiva de más de 20%”, aseguran.

Pagar por estos medicamentos es hoy un lujo. Pero Roche deja en claro que privarlos de la exoneración tributaria no es una opción. “Si se cancelan estos beneficios tributarios, el costo de las medicinas se incrementará automáticamente porque, al igual que otros productos, sería necesario por ley hacer el cargo de este impuesto al pagador”, advirtieron en la carta.