¿QUÉ ES LA FIBRILACION AURICULAR Y CUÁL ES SU TRATAMIENTO?

Las personas con fibrilación auricular pueden llegar a tener un ritmo cardiaco de 100 a 175 por minuto. Cleveland Clinic Florida presenta diversos tratamientos, técnicas y dispositivos contra esta afección.

Según un reciente estudio de la firma de auditoría Deloitte, en el Perú se pierden al año 2,900 millones de soles por enfermedades cardiacas. La Fibrilación Auricular ocupa el cuarto lugar en cuanto a gastos dedicados en la atención de esta patología con aproximadamente 169 millones.

Un ritmo cardiaco promedio varía de 60 a 100 por minuto, pero para las personas con fibrilación auricular puede variar entre 100 a 175 por minuto. Esta enfermedad hace que el sistema eléctrico del corazón se descontrole, lo que provoca una disminución de la circulación sanguínea y un ritmo cardiaco irregular o arritmia.

“La fibrilación auricular se desencadena por una dirección errónea del ritmo eléctrico del corazón. Los impulsos rápidos se disparan simultáneamente, causando un ritmo irregular en las aurículas o más conocidas como cámaras superiores del corazón. Asimismo, durante un período prolongado, este mal puede debilitar significativamente el corazón e incluso provocar insuficiencia cardíaca”, señaló el Dr. Robert Cubeddu, Jefe del Departamento de Cardiología de Cleveland Clinic Florida y Cardiólogo Intervencionista.

La mayoría de personas pueden vivir con esta afección por años sin saberlo. Sin embargo, es importante tener conocimiento de algunos síntomas característicos de la enfermedad como: palpitaciones, fatiga, dificultad para respirar y molestias o presión en el pecho.

En cuanto a los tratamientos para la fibrilación auricular, José Baez-Escudero, cardiólogo de Cleveland Clinic, explica que estos se enfocan en recuperar un ritmo cardíaco normal, controlar la frecuencia cardíaca y prevenir la formación de coágulos sanguíneos para reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares, los cuales generalmente comienzan con cambios en el estilo de vida y medicamentos. Sin embargo, es posible que los medicamentos no recuperen la frecuencia cardíaca normal y los anticoagulantes no sean bien tolerados por todos los pacientes, llegando a realizar de ser necesario un procedimiento.

Por otro lado, existen varias técnicas innovadoras, que incluyen la cardioversión eléctrica, la ablación con catéter, la terapia con dispositivos y la ablación quirúrgica. La mejor opción dependerá del ritmo cardíaco y los síntomas, así como también del tiempo.

Cuando un paciente tiene fibrilación auricular, los impulsos eléctricos irregulares impiden que la sangre se exprima completamente de las aurículas. La sangre se acumula en el apéndice auricular izquierdo, formando coágulos que pueden causar un derrame cerebral. Por ello, para aquellas personas con esta afección y que tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, hay otras alternativas disponibles. “WATCHMAN™ es un dispositivo auto expandible en forma de paracaídas que sella el apéndice auricular izquierdo, evitando que libere coágulos; se implanta a través de un catéter en la sala de cateterismo. Aunque no requiere de cirugía, puede realizarse bajo anestesia general”, precisó el Dr. Cubeddu.

Finalmente, el Dr. Baez-Escudero indicó que Cleveland Clinic Florida reúne especialistas en cardiología, electrofisiología, cardiología intervencionista, cirugía cardiaca e imagen cardiaca con amplia experiencia brindando un enfoque multidisciplinario y ofreciendo a los pacientes el mejor resultado y una mejor calidad de vida.