INTERCORP DESCARTA MONOPOLIO DE FARMACIAS PERO CONGRESO PONDRÁ EN DISCUSIÓN LA OPERACIÓN…


Luego de que InRetail Perú concretara el viernes pasado la compra de Quicorp -matriz de Química Suiza y de las cadenas de farmacias Mifarma, Arcángel y Fasa- por US$583 millones; la empresa ya ha precisado que no piensa mover los precios de los medicamentos. Sin embargo, varias figuras públicas se han pronunciado en contra de la operación.

El último anuncio llegó desde la comisión de Defensa del Consumidor del Congreso de la República; donde Miguel Castro —presidente de la comisión— anunció que se llevará a cabo una sesión extraordinaria “de carácter urgente” el miércoles o jueves a la cuál citarán a Claudia Cooper, ministra de Economía y Finanzas, representantes del Indecopi y de SuSalud. En Twitter, la congresista aprista Luciana León confirmó dicha citación.

El expresidente de la República y líder del partido aprista, Alan García, calificó la adquisición de InRetail como una “concentración abusiva”. Jorge del Castillo, congresista del partido que lidera García, señaló que redujo la recepción de opiniones sobre el proyecto de ley que regula las fusiones y adquisiciones empresariales para promover la competencia hasta el 14 de febrero, “ante la urgencia” de legislar en la materia.

Por su parte, los congresistas del partido Acción Popular Yonhy Lescano y Víctor García Belaunde han calificado a la operación como una “mala noticia” y un “crimen” para la salud y los precios de los medicamentos en el país. Marco Arana, voceo del Frente Amplio, dijo que el “monopolio”pone “en peligro la salud y la libre competencia”.

Asimismo, el congresista oficialista Juan Sheput precisó que es necesario que el Parlamento legisle con prontitud para evitar distorsiones en el mercado y opinó que la dominación de mercado “ocasionaría un perjuicio a los consumidores”.

Además de las voces de los congresistas, asociaciones de defensa del consumidor como Aspec se pronunciaron respecto a la adquisición. Crisólogo Cáceres, presidente de Aspec, reiteró que la operación es “totalmente legal ya que en el Perú no hay una ley que controle las fusiones y concentraciones empresariales este comportamiento es dable”.

No obstante, dijo que la cadena podría poner condiciones a los laboratorios por ser el mayor comprador.

De otro lado, el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, calificó de “concentración peligrosa” la compra de farmacias por Intercorp en conversación con RPP Noticias.

INRETAIL RESPONDE

Jorge Lazarte, vicepresidente de Asuntos Corporativos de InRetail Perú, negó que pueda ocurrir un alza de precios y comentó que ni los consumidores ni las boticas independientes deben preocuparse.

Explicó que el mercado farmacéutico, donde existe una gran cantidad de farmacias independientes, impediría cualquier posibilidad de que se concrete un alza en los costos de medicamentos.

“Lo primero que queremos dejar claro y que no quede ninguna duda, es que ni Inkafarma ni Mifarma van a subir precios como consecuencia de esta transacción, el mensaje que queremos transmitir es uno de tranquilidad para la población”, declaró Lazarte, a RPP.

Asimismo, en entrevista con El Comercio, el CEO de Inkafarma, Rafael Dasso, sostuvo que mantendrán los modelos de negocios y los precios que vienen manejando Inkafarma y Mifarma, por lo cual las personas no deberán estar alertas al movimiento de precios que se especula.

“Inkafarma se mantendrá con “everyday low prices”, muy orientada a costos para llegar a los precios asequibles que nos permitirán seguir creciendo rápidamente en el Perú. […] Mientras tanto, en Mifarma continuaremos con un modelo tipo ‘high and low pricing’, pero buscaremos tener un mix de productos más completo, en el que comenzarán a entrar categorías nuevas”, precisó a este Diario.

En una columna de opinión, José Ignacio Beteta, presidente de Contribuyentes por Respeto (CpR), explicó también que no se tiene evidencia de que esta operación pueda perjudicar al mercado farmacéutico y en los precios a los consumidores.

“Este nuevo “gran jugador” concentrará el 83% de las ventas de medicinas (48% de Inkafarma más un 36% estimado de Quicorp) del mercado de cadenas farmacéuticas modernas, que en realidad aglomeran el 55% de las ventas totales (IMS Health). Es decir, el otro 45% le pertenece a farmacias independientes, generalmente pequeñas empresas familiares, dispersas a lo largo de todo el país”, remarcó Beteta.