NEUROMIELITIS ÓPTICA: UN IMPOSTOR DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Cuando se trata de enfermedades que afectan el cerebro y el sistema nervioso, un diagnóstico equivocado puede conducir a tratamientos que causan daño. Esto es lo que sucede con una rara afección llamada NMO, abreviatura de Neuromielitis Óptica, también conocida como enfermedad de Devic, cuyos síntomas son similares a los de la Esclerosis Múltiple (EM). Sin embargo, las opciones de tratamiento difieren significativamente entre las dos.

Diferencias entre la NMO y la EM

De acuerdo con la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, se calcula que en el mundo más de un cuarto de millón de personas presenta Neuromielitis Óptica (NMO). La principal diferencia entre las dos enfermedades es que con la EM el sistema inmunológico del cuerpo ataca la capa externa de las células nerviosas, mientras que en el caso de la NMO, el ataque se centra sólo en el nervio óptico y la médula espinal.

Tanto la NMO como la EM incluyen síntomas como debilidad, parálisis y pérdida del control de la vejiga o del intestino. Y aunque ambos padecimientos pueden causar lesiones, o “cicatrices”, en la médula espinal y el cerebro, la ubicación es ligeramente diferente. A pesar de que en la actualidad aún no hay cura, los síntomas pueden mejorar con el cuidado adecuado. Sin el cual, el daño puede ser permanente.

“No es extraño que a los pacientes que presentan la NMO se les diagnostique la EM, pero la son enfermedades completamente diferentes y los tratamientos que se utilizan para la EM la pueden empeorar al estado de la NMO. Esta última, a veces sólo se diagnostica correctamente después de tratamientos fallidos para la EM”, dice Karen Nater Pinero, MD, neuróloga de Cleveland Clinic Florida.

Diagnóstico adecuado
Para evitar que se produzca un diagnóstico equivocado en casos de NMO, los neurólogos de Cleveland Clinic Florida están ayudando a educar tanto a los médicos como a los pacientes sobre esa enfermedad. Por medio de un diagnóstico preciso, los síntomas a veces devastadores de la NMO, que incluyen la ceguera y la parálisis, se pueden tratar adecuadamente.

Hace unos cinco años, Cleveland Clinic Florida comenzó a ofrecer una prueba de detección que puede identificar la NMO y descartar la EM, pero incluso esta prueba no es exacta en casi un tercio de las veces, dice la Dra. Nater Pineiro. “Para llegar al diagnóstico correcto se requiere considerarlo cuidadosamente, conocer las investigaciones más recientes, y repetir las pruebas”. La doctora anima a las personas que sufren de NMO o a las que tienen EM y no presentan mejoras a que busquen un centro médico que cuente con especialistas en diagnóstico, prevención y recuperación a largo plazo.