IMPLANTE COCLEAR CONTRA LA SORDERA INFANTIL

Una de las cinco discapacidades más frecuentes en nuestro país, es la sordera infantil o hipoacusia. Dentro de esta discapacidad, hay una cifra más preocupante aún, pues entre 200 a 300 niños son del tipo de hipoacusia neurosensorial bilateral profunda o sordo de ambos oídos que es una de las más graves, según señaló el Dr. Omar Gonzales Suazo, médico otorrinolaringólogo y Jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Guillermo Almenara Irigoyen

“La hipoacusia se presenta en varios niveles siendo la más grave la hipoacusia neurosensorial bilateral profunda (sordo en ambos oídos). El problema más severo que ocurre es que cuando un niño no oye, pues no desarrolla el lenguaje. Otras consecuencias son el retroceso intelectual e integración social”, destacó el especialista.

Este domingo 16 es el Día Nacional de la Persona con Discapacidad, y es importante destacar que cuando se diagnostica y se maneja tempranamente esta discapacidad, la esperanza y calidad de vida mejoran ampliamente para los niños.

Actualmente, en nuestro medio las pruebas principales para determinar esta deficiencia es el examen de potenciales evocado auditivos (BERA), emisiones otoacusticas (EOA) y/o potencial de estado estable”, indicó el Dr. Gonzales Suazo.

IMPLANTES SE DUPLICARON

El especialista también resaltó que, en los últimos cuatro años, a través del Programa de Manejo Temprano de la Hipoacusia de Essalud se han realizado la mayor cantidad de cirugías de implante coclear. “En el Almenara, por ejemplo, se han hecho alrededor de 200 exitosas operaciones de implante coclear. Prácticamente se han duplicado estas cirugías pese a que esta tecnología es costosa (S/.150 mil soles en el sector privado). Los niños beneficiados se insertaron a la sociedad, lograron una mejor calidad de vida y evitaron un destino como sordomudos”, señaló.

El implante coclear (también llamado el oído biónico) es un dispositivo implantado quirúrgicamente que realiza el trabajo de las partes dañadas del oído interno (cóclea) para proporcionar señales sonoras al cerebro.

“Está recomendado en niños con hipoacusia neurosensorial bilateral a quienes les permite recuperar la audición en alrededor del 85% evitando la sordera y el lenguaje de señas. Obviamente, luego de esta operación deben someterse a una terapia del lenguaje para que finalicen su proceso”, precisó el experto.

Además destacó que nuestra audición es tarea de todos evitando exponerlos a ruidos intensos (bocinazos, alto volumen de radio, uso de auriculares y perifoneo en centros comerciales) y fomentando una cultura de prevención.